Medidas de Seguridad en la realización de amarres de los andamios.

Los amarres de los andamios deben realizarse siguiendo las instrucciones del fabricante o el plan de montaje, desmontaje y uso, habiendo consultado previamente los tipos de trabajos que se van a realizar, ya que éstos determinarán las zonas y formas más propicias donde anclar.

Deben ser capaces de soportar las cargas horizontales, tanto perpendiculares como paralelas a la fachada derivándolas al paramento de sujeción. En ningún caso se utilizarán como puntos de amarre cañerías o desagües, tubos de gas, chimeneas u otros materiales que no sean suficientemente resistentes.

Es conveniente la utilización de gafas de seguridad para protegerse de la entrada de polvo, habitual en el proceso de perforación y colocación de los tacos y cáncamos para el anclaje de los andamios.

Medidas de Seguridad en la utilización:

Los amarres de los andamios y los andamios en general deben comprobarse antes de iniciar la jornada laboral o después de verse afectado por cualquier circunstancia que pueda alterar su resistencia y estabilidad, especialmente en caso de viento relevante o lluvias.

Deberá procederse a las revisiones periódicas establecidas según lo indicado en Real Decreto 2177/2004. o Lista de comprobación previa, Montubos estructuras es una empresa que cumple estrictamente las regulaciones existentes y con detalle para la seguridad en el trabajo, específicamente en:

  • Las bases están correctamente dispuestas y no superan su longitud máxima de regulación.
  • Los montantes están alineados.
  • Los montantes están verticales.
  • Los largueros están horizontales.
  • Los travesaños están horizontales.
  • Los elementos de arristramiento horizontales y verticales están en buen estado.
  • Los anclajes de los andamios y de la fachada están en buen estado y dispuestos según la configuración tipo o el plan de montaje, desmontaje y utilización si procede.
  • Los marcos con sus pasadores, si así se precisan, están correctamente ensamblados.
  • Las plataformas de trabajo están correctamente dispuestas y adecuadas a la estructura del andamio y en condiciones de uso sin riesgo de deslizamiento o levantamiento. Las barandillas, pasamanos, barras intermedias y rodapiés están correctamente dispuestas y en condiciones de uso.
  • Los accesos están en condiciones correctas. En caso de detectar cualquier anomalía en los amarres de los andamios o en su anclaje se debe subsanar de inmediato o, según su importancia, delimitar la zona donde se encuentre pudiendo seguir trabajando en las zonas seguras.

Los andamios deben ser inspeccionados por una persona con una formación universitaria o profesional que lo habilite para ello o por una persona con experiencia certificada por el empresario en esta materia de más de dos años y con formación preventiva correspondiente, como mínimo, a las funciones de nivel básico: O antes de su puesta en servicio. O a continuación, periódicamente. O tras cualquier modificación, período de no utilización, exposición a la intemperie, sacudidas sísmicas, o cualquier otra circunstancia que hubiera podido afectar a su resistencia o a su estabilidad.

El acceso a la zona de trabajo de los andamios por parte de los operarios se debe hacer siempre por las escaleras o pasarelas instaladas al efecto.

Evitar sobrecargas y acopios en los niveles de trabajo en función del límite de capacidad de carga definido para los andamios en el propio plan de montaje, utilización y desmontaje cuando proceda.

No se debe subir, bajo ningún concepto, a las barandillas como punto de soporte para un trabajo.

Los trabajos se deben suspender cuando las condiciones meteorológicas impidan realizar con seguridad las labores de montaje y desmontaje de los andamios.

Con viento superior a 72 km/h se aconseja paralizar las tareas de montaje y desmontaje de los andamios procediendo a retirar los materiales o herramientas que pudieran caer desde la superficie del andamio.

No se deben utilizar andamios de borriquetas u otros elementos auxiliares situados sobre los niveles de trabajo para ganar altura.

Las modificaciones sustanciales (fundamentalmente las que afecten a la estructura o seguridad) de un andamio montado serán llevadas a cabo por personal cualificado.

Sólo se acoplarán sobre los andamios equipos de trabajo o de elevación de cargas cuando así se hubiera considerado o evaluado en el diseño del andamio.

La instalación en proximidad de otros equipos (por ejemplo, grúas) debe tener en cuenta la posible interferencia con el trabajo en los andamios.

Durante el uso del andamio se debe mantener el orden y la limpieza como garantía para evitar las caídas al mismo nivel y de objetos. En particular los escombros se deben retirar periódicamente del andamio de forma que no se acumulen sobre las superficies de trabajo.

Evitar la acumulación de suciedad, objetos diversos y materiales sobre las plataformas de trabajo. Utilizar medios mecánicos para la manipulación de los elementos.